Hot Dogs

Si hay una comida que representa a Estados Unidos es el sencillo y delicioso “hot dog”. Pero realmente el origen del Perrito Caliente es alemán. Allí, de forma coloquial, se llama a las salchichas ‘dachshund’ (perro salchicha) y este término viajó a Estados Unidos con los emigrantes de finales del siglo XIX.

Feltman llegó a Estados Unidos en 1856 y como muchos inmigrantes alemanes de la época trajo consigo una afición por las salchichas estilo Frankfurt comunes en su tierra natal. En 1867, Feltman adaptó un brasero para cocinar salchichas y una caja de metal para calentar el pan en su carrito y se situó en Coney Island. Feltman vendió casi 4.000 salchichas “Coney Island red hots” montadas en su exclusivo bollo largo ese verano. En mayo del 2017 se reabrió el restaurante original en el mismo lugar que estuvo en Coney Island y ha sido nombrado uno de los 10 mejores lugares de hot dogs de EE.UU.

Muy pronto el vendedor de bocadillos y refrescos Harry Stevens popularizó su consumo en los partidos de fútbol y beisbol. Era el bocadillo por excelencia, ya que para ser engullido bastaba con sujetarlo con una mano, y como venía envuelto en una especie de sobre alargado la salsa no caía sobre la ropa y como se servía caliente se llamó perrito caliente o hot dog.

Durante un típico verano, los estadounidenses consumen un total de 7 mil millones de hot dogs. Por eso incluso existe un Día Nacional del “Hot Dog“.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.